Google

miércoles, 13 de junio de 2007

Masia-Restaurante Tasca i Vins


El restaurante Tasca i Vins es uno de los referentes en las comidas de grupo en Barcelona, es muy habitual que en cenas de trabajo o de amigos en los que se junta una gran cantidad de gente se acabe acudiendo a este restaurante. Y es que cuenta con muchas mesas divididas en varios comedores que hace que sean el escenario perfecto para pasar un buen rato sin molestar a nadie.

El restaurante está ambientado al estilo tradicional tipo bodeguero, con mucha madera, botellas de vino, poca iluminación y un aire a taberna rústica (TASCA).

Todo ello aderezado con mucho rojo, rojo que como no, y en un sitio de este tipo nos recuerda a la famosa Sangría (VINS), producto español por excelencia que rivaliza como mucho con la paella como referente exportador gastronómico del país.

La comida es la típica comida de "pelea", alta en calorías, salsas, carnes, etc. Vamos, una bomba, y es que si te tienes que tomar unas cuantas jarras de sangría debes de tener el estómago preparado no sea que te siente mal. Así que estate preparado para comer todo tipo de carnes a la brasa, siempre con alioli, aunque tu novia te intente convencer de lo contrario, tu siempre con alioli :p Y para que tu mente quede tranquila y en reposo puedes acompañar las carnes con unas verduritas a la brasa o para hacerlo más específico con unas Alcachofas a la brasa, deliciosas y dignas de comer.

También tienes la opción de tomarte unos "cargols a la llauna" que encantaran a los amantes de nuestros amiguitos babosos, y es que todo lo que se tarde en digerir son bienvenidos en este lugar.Eso para cenas copiosas, en el caso de ir a cenar entre semana no lo recomendaría, ya que puede ser que al día siguiente no te puedas ni levantar.

Entre semana yo recomendaría comer unas torradas al estilo Tasca i Vins. Y es que en este restaurante, además de tener en la carta las típicas torradas de embutido de toda clase, tenemos la opción de tomarnos unas torradas calentitas al más puro estilo pizza que están más que deliciosas, eso sí, la torrada de atún con pimiento escalibado es difícil de superar. Las dichas torradas son tamaño "big size" así que no sufras, que por muy glotón que seas no te vas a quedar con hambre y es que el pan que utilizan para las torradas es un pan de payés de tamaño especial y que casi no cabe ni en un plato de los alargados.

Una comida copiosa con sangría, postre y café te saldrá por unos 20€, no más y lo de las torradas por 12€ ya irás servido. Este precio sumado a la capacidad del local lo hacen de un atractivo para las cenas de grupo que lo hacen un referente en Barcelona.

El servicio es bastante bueno y bastante rápido teniendo en cuenta la cantidad de cubiertos que pueden llegar a servir a la vez, quizá el único pero es que casi todos los camareros son extranjeros, más concretamente de Europa del Este y Sudamérica. En el caso de los camareros de Sudamérica no hay ningún problema, pero en el caso de los de la Europa del Este, muchos de ellos son jóvenes que no tienen ninguna noción del castellano.

Eso en algunos momentos puede dificultar la comprensión. Muy avispadamente han solucionado el problema con un camarero que habla español que siempre está atento a los comedores por si ve alguna situación de falta de entendimiento se acerca rápidamente y soluciona la situación.La localización del restaurante es en la calle Indústria con la calle Lepanto, en pleno eixample y más concretamente en el barrio de la Sagrada Familia.

A 5 minutos andando de la parada de metro de Sagrada Familia (linia azul y lila) y en el que por la noche constantemente pasan taxis a sabiendas de que es normal que salga del restaurante gente incapacitada para conducir a causa del carajillo final.

Esa excesividad etílica acompañada del factor cenas de grupo hace que el volumen decibélico del local sea de consideración, factor que se agrava cuando los grupos salen del local entre gritos y risotadas siempre pasada la media noche y que hacen que los vecinos puedan tener problemas importantes a la hora de conciliar el sueño.Hay que reservar con antelación si te quieres asegurar, aunque el sitio sea muy grande siempre está lleno. Y ya se sabe que más vale prevenir que curar.

En resumen, un buen sitio para cenas de grupo e incluso como alternativa de última hora en caso de ser pocos. No es un 5 tenedores para invitar a la novia el día del aniversario pero si que es el sitio para quedar con los amigotes que hace unos cuantos meses que no ves.

No hay comentarios: