Google

sábado, 16 de junio de 2007

25knots - Navegación avanzada en Catamarán


He tenido la oportunidad de navegar en un catamarán de 10 metros que vuela por encima las olas y corre más que el viento.

Tengo el título de Patrón de Recreo y he alquilado varias veces veleros con amigos.

Navegar es siempre un placer, sobretodo si dispones de una o dos semanas libres para poder escaparte de la gran ciudad y aventurarte a descubrir nuevas playas, islas tranquilas, puestas de sol en pleno mar abierto.En un fin de semana, quizás no puedes llegar muy lejos, a lo sumo puedes alejarte 20 o 30 millas del puerto de origen.

Por ejemplo: si estás en Barcelona puedes ir a Sitges a dormir y volver al día siguiente.

Bueno, esto pensaba hasta hace poco.Os resumo la experiencia de 25knots.

Entre 4 amigos que solemos navegar y hacer alguna regata (cuando nos invitan) alquilamos el Catamarán Didgeridoo que tiene 25knots en el Puerto Olímpico de Barcelona.Era un día que prometía ser muy tranquilo, cielo despejado y el viento típico de ésta época: variable y muy flojo. Todos los demás veleros apenas se movían o andaban a motor.Izamos la mayor y un génova ligero y empezamos a acelerar en un rumbo de ceñida abierta. Increíble pero nos movíamos a unos 4 nudos sin apenas viento.En seguida ganamos barlovento y a 1 milla enfrente del Forum desenrollamos el génova grande y nos pusimos rumbo abierto.

Primera sorpresa: En pocos segundos estábamos navegando a 10 nudos de velocidad con un viento real de menos de 7.

La última vez que había conseguido alcanzar los 10 nudos en un velero era un día de un rascón de narices (más de 25 nudos de viento) y todos pensando que habíamos alcanzado el Everest.

El viento fue estableciéndose en unos 12 nudos y nosotros seguíamos acelerando. En uno de los primeros largos ya conseguimos alcanzar los 16 nudos (todo un récord para mi). A partir de aquí empezamos a turnarnos en la caña. Cada uno hacía una ceñida para ganar barlovento y luego un largo intentando superar la velocidad conseguida hasta el momento.

Nos turnábamos en la caña, escota de de mayor y escota de proa (foque en ceñida y asimétrico en largo).

El instructor de 25knots se quedaba controlando cerca de la caña y escota de mayor por si acaso.Tras varias rondas conseguimos dejar el listón en los 21nudos !

Sólo para aclarar, a partir de los 15 nudos se puede hacer esquí acuático en una lancha motora.

La diferencia entre navegar en un velero placidamente a 7 nudos o a 21 es la misma que entre un concierto de música clásica y uno de heavy metal !!!Luego nos pusimos en rumbo empopada para descansar y comer unos bocadillos y tomar unas cervezas.

Durante aquella media hora de relajación el instructor (David) nos dio varias explicaciones de por ejemplo, cómo es posible navegar más rápido que el viento, porqué un catamarán corre mucho más que un velero normal, o como evitar volcar.Eran las 4 de la tarde, cuando estábamos a la altura de Masnou viramos y pusimos rumbo al Puerto Olímpico haciendo unos cómodos 12 nudos de velocidad y alcanzando el puerto en menos de 30 minutos.La experiencia la recomiendo a cualquiera que le guste el mar o simplemente para probar algo nuevo. Según me han contado este tipo de barco es muy común en otros países más avanzados en vela.

Aquí, sin ser un experto, diría que es el primero que hay. O sea que vale la pena aprovecharlo.Por últimoAntes he dicho que en un fin de semana sólo puedes navegar hasta Sitges y volver. Pues con el Catamarán de 25knots, podrías ir a Cadaqués o incluso Mallorca y volver. No entiendo porqué no hay más.

No hay comentarios: