Google

domingo, 20 de mayo de 2007

Historia del turismo

El turismo ha experimentado desde la segunda guerra mundial una expansión sin precedentes, provocando rápidos y profundos cambios económicos, sociales y culturales así como transformaciones, en ocasiones radicales, en el entorno natural y arquitectónico. El interés a partir de los años ochenta por el medio ambiente y la cultura ha contribuido a acelerar dichos cambios, en particular en este último ámbito. En este periodo de globalización creciente, la protección, la conservación, la interpretación y la presentación del patrimonio y de la diversidad cultural de cada territorio son un desafío importante para todos y en cualquier parte: plantean a todos los niveles los problemas de gestión del patrimonio.
Una respuesta a las presiones de un sistema mundial que tiende a prescindir de las especificidades culturales y de las diferencias no rentables podría encontrase en la Declaración Universal de la UNESCO sobre la diversidad cultural, adoptada por unanimidad por los Estados miembros en octubre de 2001, en la 31.0 sesión de su Conferencia General. Bajo forma de manifiesto en favor de la diversidad cultural y del diálogo intercultural, constituye un referente pertinente para elaborar políticas de desarrollo turístico duradero, teniendo como base el respeto y la valoración de la interculturalidad.
La cultura se define como un fenómeno en evolución permanente, lo que representa un gran paso hacia adelante respecto a la definición tradicional de cultura, que la reducía a monumentos y expresiones folclóricas fijas en el tiempo y en los museos. La Declaración Universal, sin embargo, tiene en consideración el hecho que la cultura constituye un proceso dinámico que lleva a los cambios a través de la adaptación colectiva a los contactos interculturales. La concepción medioambiental no queda, por ello, ausente de esta reflexión.
Efectivamente, actualmente, el patrimonio es un vasto concepto que incluye tanto el entorno natural como el cultural. Engloba nociones de paisaje, conjuntos históricos, parajes naturales y conjuntos arquitec tónicos, así como las nociones de biodiversidad, colecciones, prácticas culturales tradicionales o actuales, conocimiento y experimen tación.
La obra Casos de turismo cultural se inscribe totalmente en esta perspectiva, en la medida en que:Profundiza en los análisis existentes sobre la relación entre diversidad cultural y turismo, más allá de las habituales discusiones que constatan la situación.
Examina la importancia de la búsqueda de un equilibrio entre turismo y cultura y algunos de sus desafíos.Pone de manifiesto las buenas prácticas existentes y, a partir de ahí, propone soluciones aplicables según el espíritu del plan de actuación de la Declaración Universal de la UNESCO sobre diversidad cultural.
El recurso a proyectos y realizaciones locales concretas, tales como los de la obra Casos de turismo cultural permite incentivar la reflexión, aclarar las distintas facetas de este fenómeno complejo y proponer modelos de turismo cultural destinados a dar respuesta a las cuestiones planteadas. Entre los temas directamente aplicados al turismo cultural y que como tales han sido tratados en los 17 casos presentados, citemos a título de ejemplo:
Los aspectos tangibles e intangibles del turismo cultural,La inscripción, la planificación y la gestión cultural de un lugar al patrimonio mundial de la humanidad,La promoción, la imagen y la comercialización,La organización de *grandes manifestaciones,
La complementariedad del turismo balneario y del turismo cultural,La demanda y el posicionamiento de la oferta, etc.
Uno de los méritos, y no menor, de esta obra es el haber sabido proporcionar un conocimiento práctico y fácilmente transponible de un fenómeno complejo, gracias a ejemplos cuidadosamente elegidos. La dimensión científica ligada a una riqueza de situaciones, como muestran la diversidad y la complementariedad de los casos presentados, le confieren un papel de importancia, siendo aún escasas las obras que tratan este tema con tal calidad.
No cabe duda que será especialmente útil para los profesores y para sus estudiantes, para los profesionales del turismo y de la cultura, así como para los representantes del sector territorial.Es este contexto, me complace de forma especial realizar el prólogo de este notable trabajo de síntesis, resultado de una labor de equipo especialmente bien coordinado.
A lo largo de los años Barcelona a augmentado el turismo de una forma espectacular, el turismo en Barcelona a llegado gracias a los Juegos Olipmicos de Barcelona 1992, al Forum del las Culturas de Barcelona, a la creacion del plan 22@ de Barcelona, situado en el districo de Sant Marti de la ciudad de Barcelona.

No hay comentarios: